Novedades

Proceso de reciclaje del PET

El debate por el reciclaje hace algún tiempo que dejó de estar sobre la mesa para convertirse en una necesidad real y evidente. Avanzar hacia una economía circular basada en un reciclaje efectivo y regulado es vital para proteger el medioambiente y las generaciones venideras, y en esto los agentes del sector del plástico tenemos aún muchas cosas que decir. Los niveles de reciclaje de plástico están aumentando debido a la concienciación pública y a nuevos desarrollos que permiten una mayor eficiencia de los procesos. No obstante, todavía queda un amplio margen de crecimiento en el sector

 

 

Legislación

A nivel europeo, los objetivos de desarrollo sostenible marcados en la Agenda 2030, recogen la necesidad de garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles, fomentando la prevención, reducción, reciclado y reutilización de desechos (ODS 12). En España, la legislación que regula el uso alimentario de envases de plástico está establecida por el Real decreto 211/92 y 2207/1994, que define la lista de las sustancias permitidas para la fabricación de objetos y materiales plásticos destinados a alimentación. Entre todos los materiales de esta lista destaca uno por sus múltiples propiedades, el tereftalato de polietileno (PET)

 

Propiedades del plástico PET

El PET es un material plástico ligero, pero a su vez fuerte y seguro. Es además transparente y cuenta con una propiedad que lo convierte en un material plástico ideal para un futuro sostenible: es reciclable. Gracias a sus propiedades el PET se utiliza para multitud de aplicaciones y productos alimenticios. El PET se puede moldear mediante soplado para la obtención de botellas o envases de cuello estrecho o mediante termoformado para formar todo tipo de envases y recipientes.

¿Cómo se recicla el PET?

El consumo de r-PET (PET reciclado) para su aplicación en alimentación ha crecido alrededor de un 30%. A nivel europeo se recogen aproximadamente el 50% de los envases de PET para su tratamiento, reciclaje y recuperación. Actualmente hay 3 procesos de reciclaje del PET para aprovechar los envases una vez que ha terminado su vida útil:

Reciclaje energético del PET

El reciclaje energético es la forma más sencilla de reciclar los envases plásticos. Como su nombre indica, consiste en quemar los envases para obtener calor para otros procesos o incluso para generar electricidad.

Reciclaje químico del PET

El reciclaje químico del PET puede realizarse a través de distintos procesos. Los más destacados son la metanólisis y glicólisis, a través de los cuales el PET se deshace y se separan las moléculas que lo componen.

Reciclaje mecánico del PET

El reciclaje mecánico es el proceso más utilizado. Primero se lavan y separan las sustancias contaminantes, después se realiza un proceso de secado, se almacena y tritura. A partir del material triturado, el PET puede utilizarse para generar nuevos productos.

En Termoformas, utilizamos más de 4.500 tn de PET reciclado en nuestros procesos de fabricación, lo que supone más del 70% de todo el material que usamos. Si hacemos referencia a datos concretos sobre el PET, más de un 85% del PET con lo que trabajamos es reciclado y reciclable. Además, estas cifras aumentan mes a mes gracias al trabajo de nuestro departamento de producción y su compromiso medioambiental.


El compromiso de Termoformas con el reciclaje está directamente ligado a nuestra misión, visión y valores. Por ello, consideramos los impactos medioambientales durante el ciclo de vida de los productos, minimizándolos durante la fase de diseño y producción, aumentando el ciclo de vida de los productos plásticos a través del reciclaje y utilizando materiales reciclados para la creación de nuevos productos.

Fecha de lanzamiento prevista: 04 de Enero de 2021